domingo, 12 de julio de 2009

Blanco y Negro

El negro:

El negro es la nada sin oportunidades, la nada inerte luego de apagarse el sol. Un silencio eterno sin porvenir ni expectativas. Es una orquesta haciendo una pausa definitiva para finalizar una pieza musical, luego de la cual comienza otro universo. Es el color más insonoro, a su lado cualquier otro color suena con energía y certeza, incluso los de menor resonancia. Representa la tristeza más honda y es la la muerte de la esperanza, es lo desconocido aunque revela que en algun momento algo puede aparecer e impresionarnos.



Photobucket


El blanco:

Es considerado a veces un no-color (principalmente por los impresionistas, quienes no encuentran blanco en la naturaleza) es el emblema de un mundo en el que se ha extinguido el color como atributo sustancial. Influye sobre el espíritu como un silencio inmenso, suena interiormente como un no-sonido de paz. Comparable con las pausas musicales que sólo interrumpen temporalmente el desarrollo de una frase o de un contenido, sin concluir el proceso definitivamente. No es un silencio inerte sino, en cambio, cargado de posibilidades, pudiera inclusive ser interpretado como un silencio que puede ser comprendido. Junto a él todos los colores pierden fuerza casi hasta desaparecer, quedando un tono frágil, mitigado. Es el color de la alegría auténtica y de la pureza inmaculada. Es el color de la esperanza, es mi color favorito porque me imagino que al morir, vere este color. ( inspirado en la teoría de los colores de Kandinski)

by: Elena Prado

Photobucket

No hay comentarios:

Publicar un comentario